Quienes somos - Federación Asociaciones Madrasa
Un protecto EDUCATIVO, HUMANITARIO y de COOPERACIÓN INTERNACIONAL con estudiantes del Sáhara Occidental (RASD) en la Comunidad de Madrid
sahara,sahara_libre,madrasa_madrid,proyecto_madrasa,saharauis,rasd,estudiantes,acogimiento
22
page-template-default,page,page-id-22,bridge-core-2.2.1,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-overridden-elementors-fonts,qode-theme-ver-20.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-226
Madrasa Madrid Estudiantes 1
La educación es un factor indispensable para que la humanidad pueda conseguir los ideales de paz, libertad y justicia social. Jacques Delors

Quienes somos

La organización

En España existen más de doscientas asociaciones de amigos del pueblo saharaui. A la vinculación emocional e histórica, por ser el Sahara parte de nuestra historia aún no resuelta, se une la convicción y la vocación de cooperación para el desarrollo y la solidaridad para con los saharauis. Estas más de 200 organizaciones confluyen y se coordinan en federaciones autonómicas, y estás a su vez en una coordinadora estatal. Desde nuestra Federación se realizan los trabajos organizativos de coordinación y en red en el que confluyen las asociaciones, que desarrollan su actividad solidaria para con el Sahara en las diferentes Comunidades Autónomas. Madrasa es un proyecto de FAM con el Sahara.
Sahara
SaharaMadre

El grupo Madrasa

Madrasa surge como una iniciativa de un grupo de familias a nivel estatal, que deciden ir un paso más allá en su involucración solidaria con los niños y niñas, y con el pueblo saharaui.
Todas ellas, aún con diferente perfil y extracción social, comparten características similares. En primer lugar, el interés por contribuir a que los jóvenes de los campamentos de refugiados saharauis tengan más y mejores oportunidades en su proyecto de vida, y el del su pueblo.
Las familias comparten también el haber participado previamente en el proyecto Vacaciones en Paz.
En tercer lugar, se comparte el que dicha acogida se realiza desde el respeto y el deseo de su familia biológica, manteniendo lazos permanentes y sólidos con la familia del menor y contribuyendo con ello al enriquecimiento mutuo de ambas culturas. Las familias de acogida realizan toda esta labor de forma altruista, con una participación económica muy activa.